domingo, 3 de enero de 2016

Comencemos la reconstrucción de ese TODO que somos



Cambia el mundo con sus luces y sus sombras.

Son diferentes los días, no hay dos lunas iguales, nunca el caudal de un rio serpentea por el mismo cauce, jamás pisamos la misma arena del camino...

Todo se altera a cada hálito, se transforman nuestro cuerpo, nuestra piel, nuestros órganos, para dar paso a cada segundo a formas nunca insinuadas. De ningún modo damos un paso de la misma longitud, jamás somos el mismo ser de un segundo al inmediato siguiente.

Esa es la pura realidad, de ella, deberíamos hacernos conscientes para innovar este universo que habitamos y por el que, tal vez, cabalgamos demasiado a prisa.

 Esto es solo una invitación que hago extensible a mis amigos para que como personas y como fotógrafos  seamos capaces de entender el mundo, de entendernos entre nosotros, para de ese modo poder explicar con luces y sombras este mundo.

4 comentarios:

  1. Comencemos, Luis. Comencemos a ser personas. A aceptar nuestras luces y nuestras sombras. A aceptar que cambiamos a cada instante. Que evolucionamos y solo somos cuando somos enteros en ese constante cambio.

    Abrazo, Luis. Sigamos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luis por tu magnifica reflexión, es complicado entender este mundo, todo cambia ahora de una forma mucho mas rápida. Pero esto, no nos exime de tratar de entenderlo y de entendernos entre nosotros, aunque no siempre se consiga.
    Un fuerte abrazo Luis y adelante, siempre avanzando.

    ResponderEliminar
  3. Pois. O mundo está demasiado apressado que não vê nem luz nem sombra. vamos continuar. Abraço amigo

    ResponderEliminar
  4. una invitacion muy sentida que me hace pensar y re-pensar a mi modo de vivir y tambien de fotografar.
    Muchas gracias para compartila
    saludos
    marco

    ResponderEliminar